JÓVENES: LECTORES EXPERIENCIALES


Ni he encontrado, ni me imOjos de Jade 02 - Naamari - F. J. Sanz-page-001agino, un foro virtual juvenil sobre El Lazarillo de Tormes o La casa de Bernarda Alba. Y esto es chocante siendo, como son, lecturas habituales entre estudiantes, más por obligación que por vocación, y considerando que la lectura juvenil tiene un carácter comunitario, a diferencia de la naturaleza intimista que se le asigna a la lectura en   general.

Esta es la carta de autopresentación de un autor de novela juvenil: “Reflexivo, silencioso y sutil. Como un gato, F.J. Sanz observa el mundo con mirada fría, y puede que incluso distante, desde su refugio. En su interior, sin embargo, bullen las ideas formando palabras, frases… juntándose para crear mundos alternativos, realidades inimaginables, personajes inolvidables”

Y este es el testimonio de la joven lectora, bloguera, … y también escritora malagueña Leara Martell“Recuerdo la angustia de leer y no poder comentarlo con nadie de mi alrededor. Hoy, desde mi blog Be Literatura “doy mi visión y opinión de la literatura. Mi pequeña casa virtual me hIMG_0411a proporionado grandes satisfacciones, como conocer a numerosos autores que he admirado desde siempre.”

Esos dos mundos se encuentran no solo en el acto de leer, sino también muy frecuentemente en la comunidad virtual, y con otros lectores y autores. Y ese espacio se convierte en un ámbito muy destacado de sus vidas.

Con ocasión del encuentro de literatura juvenil celebrado en la biblioteca Cristóbal Cuevas, hemos tenido que actualizar nuestras lecturas y adentrarnos en el panorama actual de este género.

Sin ser especialistas en la materia, nos llama la atención algunas las opiniones despectivas que provoca en ocasiones, hasta extremos de calificarla c20150423125017358-page-001
omo “literatura tóxica”, que “hay que rechazar por sus elementos adictivos”, o “literatura fácil”, en el sentido de “que acostumbra al lector a historias y personajes pobres y repetitivos”.

Hay opiniones algo menos peyorativas: “Lectura de transición” propia de “una etapa bisagra, que ejercita para una lectura posterior de mejor calidad”.

Estas opiniones, que por suerte no son mayoritarias, chocan sin embargo con nuestra propia constatación, no solo de las últimas novedades editoriales, sino del universo que se ha generado en su entorno.

Preferimos considerar la literatura juvenil como literatura en sí misma, Lectura específicamente joven o adolescente es aquella con la que este lector se puede identificar, la que trata su problemas e intereses más existencialpeetaes, bien sea en lo que atañe a su proceso particular de desarrollo y de socialización, o bien a sus necesidades de información y conocimiento de una forma lúdica y atrayente.

Es una etapa en que se va tomando conciencia de la exigencia vital a integrarse en una sociedad con demasiadas normas y costumbres establecidas, que se traduce en una tensa dialéctica respecto a las propias pretensiones. Por eso funcionan genial las distopías, (sociedades por lo general extremadamente autoritarias), las figuras rebeldes (que pretenden mantenerse fieles a sus principios), la ayuda mutua y la ternura respecto a los débiles.

La juventud,   a pesar de las apariencias y de forma más o menos consciente, suele mantener intactos sus ideales y busca una experiencia de “lo bello y lo inefable”, lo más profundo y universal humano, que le toque la fibra emocional en el amplio sentido. Y se le ofrece, a veces de forma hiperrealista, a veces en ciencia-ficción, pero con los temas recurrentes sobre el poder, el amor y la sexualidad, la violencia, la injusticia… y acompañado de un léxico encarnado,

El hecho de la identificación con los personajes determina tanto, que favorece y provoca la prolongación de la sagas con nuevos títulos.

El nivel de calidad literaria es un aspecto generalizado y que habría que analizar como en otros ámbitos de la literatura. Pero lo importante es huir de estereotipos, de tabúes, tratar los temas con rigor, con seriedad, aunque sean de humor, con espíritu crítico y trasgresor, … que deje huella

Un campo muy amplio de temas y géneros: fantasía, humor, denuncia social… cuyo éxito tiene el mismo misterio que cualquier otra obra de creación. El secreto, del que se ha incautado el Colectivo Lengua Verde como lema:

                                         “Si tienes una historia la convertimos en leyenda”

Pepe de la Torre

         20150417200155457-page-001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s