LA LECTURA DESARROLLA LA EMPATIA


Pepe de la Torre

Resultan polémicas, por contundentes,  las declaraciones vertidas en una entrevista del suplemento Babelia del 10 de Noviembre.  No he leído ningún libro de STEVEN PINKER, muy criticado por muchos autores como consecuencia de su posicionamiento respecto a las desigualdades en la naturaleza humana. Pero sin embargo merece la pena rescatar algunos de los párrafos en los que afirma que la práctica de la lectura alimenta lo que él llama “el ángel que llevamos dentro”, que alude a esa parte de naturaleza que tiende a los comportamientos positivos.

Según el autor estamos dotados de un aparato cognitivo abierto a concebir nuevas ideas para relacionarnos, y hemos ido creando instituciones de diferente cometido, de carácter político, comercial o cultural que mitigan la aparición de la violencia en la interacción entre los seres humanos. Entre estas instituciones nombra las bibliotecas.

Y en referencia más concretamente a la literatura añade: “Cuando uno lee una obra de ficción tiene lugar una proyección del yo en la mente de otro individuo” (…)

 “La ficción,  la narrativa, el arte de contar historias e idear mundos imaginarios son actividades que tienen una función cognitiva. La narrativa es una manera de explorar el vasto espacio de las relaciones humanas en el recinto seguro de la mente”. Y es que con la lectura tenemos la oportunidad de poder vivir la vidas que la existencia nos impide, así como nos facilita la confrontación  del punto de vista propio con el ajeno.

Esta elevada estimación a la lectura no hace más que redundar en lo que ya en el siglo XVII un autor patrio proclamaba: “…el más noble empleo será el aprender; devoró libros, pasto del alma, delicias del espíritu” (Baltasar Gracián, El discreto). O el mismo pensador en otra de sus obras:“…nacemos para saber y sabernos, y los libros con fidelidad nos hacen personas.” B. Gracián: Oráculo manual y arte de prudencia af. 229

En resumen, como dice Gabriel Janer Manila a los seres humanos les (nos) encantan las historias, y uno de los pasos más importantes de la humanización fue, seguramente, la capacidad de narrar, de contar una historia… El hombre que narra se humaniza, también aquél que escucha o lee.

En la primera infancia movidos sobretodo por la fantasía y la curiosidad, en la adolescencia motivados por la comunicación y la construcción de la identidad, y en la madurez  como herramienta de conocimiento y conformación del pensamiento, la palabra escrita, sobre cualquier soporte, está ya indisolublemente unida a la historia personal.

Anuncios

2 comentarios en “LA LECTURA DESARROLLA LA EMPATIA

  1. Gracias Marcos. También disfruté mucho leyendo tu entrada anterior, que fue un viaje hasta los más alejados rincones donde rodáis con vuestras bibliotecas de mal asiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s