BUENOS PROPÓSITOS


Retomamos el blog con la intención de colgar al menos dos entradas semanales, una de Pepe de la Torre y otra del que les habla, Marcos Reina. En ellas queremos desarrollar aquellos asuntos que afectan actualmente nuestras propias bibliotecas(una fija y otra movil (bic naranja-bic cristal) y hacernos eco de todo aquello que consideremos interesante compartir a través de este medio. Junto a la página de Facebook Amigos del Bibliobús de Málaga, intentaremos cubrir de una manera directa, amena y periódica, nuestro trabajo en internet y las redes sociales en las que participamos. 

No somos community managers, incluso estamos aprendiendo día a día a ser buenos bibliotecarios, pero hay algunas cuestiones que nos mueven (como a la biblioteca que da nombre a este blog), y entre todas destacaría la curiosidad por conocer el medio en el que desarrollamos nuestro trabajo, las necesidades de los usuarios reales y potenciales, y por supuesto, la realidad del trabajo bibliotecario en nuestro país. Todo ello queremos expresarlo libremente y sin ningún tipo de esquema fijo. Pasaremos de un estilo memorístico a otro más literario, de la entrada de un diario personal al manifiesto. Del corta y pega jugoso a la reflexión poética.

Porque todo es posible cuando alguien se pone a escribir sobre algo que ama, estamos dispuestos a tirarnos a la piscina. Dejaremos los móviles, los e-readers y los ipad en el trampolín, para que no se mojen y nos mojaremos nosotros.

Un saludo y una foto para despedirme. El martes que viene, primera entrada. Espero que las metas que nos proponemos sean equiparables a nuestras capacidades espacio-temporales, en todo caso, gracias por vuestra atención y buenas tardes. Podrían ser peores. Y ahora la foto:

Image

“QUEMAR LA CULTURA ES NUESTRO NEGOCIO”

Una fotografía fruto de la imaginación de Ray Bradbury y François Truffaut. Parece que las Administraciones Públicas en materia cultural de nuestro país se han propuesto seguir más o menos metafóricamente los métodos de estos bomberos que en vez de apagar fuegos, se dedicaban a provocarlos, usando como combustible libros y más libros. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s